CÁPSULA 8: ¡Persista! (2ª Crónicas 26,8)

CÁPSULA 8: ¡Persista! (2ª Crónicas 26,8)